Los osos polares, adorables pero letales

noviembre 18, 2018

Una de las imágenes publicitarias de la icónica bebida “Coca-Cola”, el oso polar va mucho más allá de ser un animal doméstico o amigable, que se ha caracterizado también por ser la imagen principal de las consecuencias del calentamiento global. Te invitamos a que descubras un poco más de estas grandiosas criaturas.

Hábitat

El oso polar u oso blanco es un mamífero carnívoro perteneciente a la familia de los osos (Ursidae), vive cerca de la región ártica, donde las temperaturas son muy bajas. Pero existen excepciones donde se les puede encontrar viviendo en cautiverios en zoológicos. Es considerado uno de los carnívoros más grande de la tierra junto con sus primos, los osos Kodiak.

Existen cinco lugares donde se pueden encontrar, Alaska, Rusia, Canadá, Groenlandia y Noruega, pero no en la Antártida.

Su nombre se debe a Constantine Phipps científico que lo descubrió y lo describió como una especie distinta y le dio el nombre científico de Usus maritimus (oso de mar) por el entorno donde este se encontraba.

Características

El oso polar evoluciono hace 38 millones de años del oso pardo, lo que le ha permitido adaptarse a su hábitat actual. Los machos adultos pesan regularmente entre 344 a más de 538 kilos mientras que las hembras siendo más pequeñas pesan de 150 a 295 kg y se caracterizan por un pelaje blanco en su totalidad, lo que le permite camuflarse con el entorno, debajo de su piel tiene capas de grasas conocidas comúnmente como “grasa de ballena” lo que les permite mantener su temperatura corporal ante el frio.

De pequeños están la mayoría del tiempo en tierra pero una vez adultos viven su vida en el agua, por lo que se les ha catalogado como mamíferos marinos. Son animales generalmente solitarios (excepto cuando están por aparearse).

En lugar de invernar desaceleran el ritmo de su corazón, tienen la capacidad para vivir de sus reservas de grasa. Aunque sean carnívoros, los osos polares no comen humanos, son muy reservados consigo mismo y solo atacan  si se sienten en peligro o si son provocados. Son animales muy inteligentes que hacen lo necesario para sobrevivir.

Alimentación

Debido al inclemente clima, los osos polares han tenido que evolucionar sus técnicas de caza, su principal alimento consiste en focas anilladas y las focas con barbas pues estas son su principal fuente de grasa para mantenerse en calor. Aunque algunas veces puedan encontrar ballenas varadas no tienen el mismo resultado.

Aunque caminen en cuatro patas los osos son muy torpes en tierra y no tienen mucha rapidez, pero si encuentran animales terrestres enfermos o mal heridos sin duda lo comerán.

Reproducción

La hembra de esta especie solo queda en estado una vez cada tres años. Su primera gestación la tienen entre los cuatro y ocho años de edad, por lo general tienes dos crías a las cuales cuidara durante dos años y medio, tiempo durante el cual les enseñaran a cazar y a sobrevivir en este entorno frio. Debido a que su tasa de reproducción es lenta solo tienen cinco camadas en sus vidas.

A pesar de ser un gran carnívoro el oso polar se encuentra en peligro de extinción, y no porque tenga depredadores en su área, si no por el calentamiento global el cual está derritiendo los casquetes polares y está dejando a estos animales sin su hábitat natural para vivir. Actualmente existen 25.000 ejemplares en el mundo y su tasa de reproducción es baja, por eso se han desarrollado un sinfín de campañas en contra de las grandes compañías pues ellas son las principales responsables del calentamiento global.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *