Saltar al contenido

El tiburón boreal, el vertebrado mas longevo

noviembre 17, 2018

Para muchos el tiburón puede ser el animal más fascinante del mundo marino, aunque para otros se trata simplemente de un animal muy peligroso.

Hace unos cuantos años, los científicos descubrieron un dato fascinante sobre el tiburón boreal: puede llegar a vivir más de 500 años.

El tiburón boreal, el vertebrado más longevo

El tiburón boreal se ha convertido en el animal que más años vive en todo el planeta, mucho más que la ballena boreal que llega a los 250 años. Este tiburón puede vivir el doble de ese tiempo, es decir que llega a vivir hasta más de 500 años.

Este estudio se ha realizado con 28 ejemplares que fueron capturados en las aguas del Océano Ártico. Tras las pruebas que realizaron al tomar muestras de su membrana ocular, descubrieron que una de las hembras del grupo tenía unos 390 años. Aunque con un cierto margen de error de unos 120 años podría alcanzar los 512 años, siendo así un récord dentro de los animales vertebrados.

La estimación de este tiburón por la edad que puede llegar a alcanzar hace que se tomen medidas de conservación de esta especie. Existen muchas regulaciones internacionales para protegerlo.

Los científicos indican que en la actualidad no pueden hacer un seguimiento al tiburón boreal en los lugares donde se localiza, por lo que conocer la cantidad de ejemplares que existen de esta criatura en todo el mundo es casi imposible.

Características del tiburón boreal

Este tipo de tiburones tienen una infinidad de colores y de tonalidades, desde marrones claros hasta negro. Se sabe que a medida que va envejeciendo su tonalidad va escureciendo mucho más.

Pocos de estos tiburones son excelentes nadadores, son considerados muy lentos ya que no llegan a alcanzar más de 4 kilómetros por hora.

Si en algún momento te llegas a topar con alguno de estos tiburones muy difícilmente te podrás olvidar, ya que es uno de los más grandes entre toda la especie, teniendo una longitud de entre 6 u 8 metros. Hasta se han encontrado ejemplares que superan los siete metros y medio.

Se encuentran en el norte del océano atlántico, específicamente alrededor de Groenlandia e Islandia. También se han encontrado registros de que se encuentran en Argentina y la Antártida.

Vive con un parásito que se encuentra alojado en su cornea ocular, alimentándose de ese tejido. Aunque tienen muy poca visión su sentido del olfato hace que sea uno de los mejores predadores en el mundo marino ya que detecta a kilómetros de distancia presas, cadáveres y restos de animales.

Aunque se sabe que tienen un leve porcentaje de veneno en su piel, muchos los cazan para comérselos teniendo el trato y el cuidado exacto a la hora de cocinarlos. Una vez transcurrido el tiempo de la preparación de su carne, las personas de Groenlandia consideran que es un auténtico manjar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *