Cocodrilos, los depredadores más viejos de la tierra

noviembre 11, 2018

Este planeta que habitamos se encuentra repleto de cosas maravillosas, pero sin duda una de las principales es que cohabitamos con otras especies que tienen características sorprendentes.

Los efectos antropogénicos en la naturaleza tienen un impacto en todo el planeta, en el clima, y sobre todo en las especies del reino animal y vegetal; las cuales se van extinguiendo y jamás volvemos a verlas.

Sin embargo, existen algunas especies que a pesar de que han estado aquí antes que nuestra especie, aún sobreviven al paso de los años, a las extinciones masivas y a todos los cambios intensos que las provocan.

Cocodrilos, los depredadores más viejos de la tierra

Los cocodrilos viven en la Tierra desde hace 240 millones de años, y a pesar de que durante la década de los 60 estuvieron muy cerca de extinguirse debido al comercio no regulado de su piel, la destrucción de sus hábitats y la cacería indiscriminada, hoy en día continúan dominando la zona de transición entre la tierra y las aguas profundas.

Características de los cocodrilos

Los cocodrilos son unos de las especies más interesantes que existen, ya que la evolución por la que han pasado desde la prehistoria es algo sorprende que aunque han tenido cambios en su biología siguen teniendo un aspecto prehistórico.

Estas son las características más comunes en esta especie de reptiles:

  • A pesar de que a los cocodrilos les encanta pasar tiempo en el barro, no quedan sucios ya que su cuerpo secreta un tipo de aceite cuando tienen fango sobre ellos. Por este motivo, el barro se desliza.
  • La anatomía de los cocodrilos es una de las más complejas entre todos los reptiles, entre las características más asombrosas se encuentra un corazón de cuatro cámaras y una corteza cerebral.
  • Son excelentes nadadores ya que introducen los pies debajo del agua cuando lo hacen, y como resultado de esto pueden nadar con mucha rapidez.
  • La estructura de su cuerpo no les permite sacar la lengua, por lo que mucha gente piensa que no tienen.
  • Los cocodrilos tragan piedras porque ayudan a su cuerpo a digerir con más facilidad los alimentos que consumen.
  • Los cocodrilos no tienen deseo de sangre y carne humana.
  • No poseen glándulas sudoríparas, así que liberan calor mediante la boca.
  • Cuando la piel se agrieta o se seca, el aceite de cocodrilo puede ser usado como un remedio natural para curar la piel.
  • Suelen ser bastante tranquilos, pero cuando se encuentran en peligro son capaces de producir algunos sonidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *